Sobre el Business Intelligence (BI)

business-intelligence

El BI es la habilidad de transformar datos en información, e información en conocimiento, con el fin de optimizar el proceso de toma de decisiones dentro de la empresa.

La velocidad de decisión se ha convertido en uno de los factores claves de éxito de las organizaciones. Los tradicionales programas de gestión, incluso muchos de los ERPs actuales, presentan grandes carencias para este fin:

  • Rigidez a la hora de extraer datos. Muchas veces el usuario sólo puede generar informes predefinidos que no siempre son de utilidad.
  • Necesidad de conocimientos técnicos. En general, el usuario tiene que recurrir a su departamento de informática o al proveedor externo para consultas avanzadas de la base de datos.
  • Tiempos de respuesta. Las consultas complejas que requieren la unión de varias bases de datos de gran tamaño, suponen largos tiempos de espera que dificultan la fluidez en el trabajo.
  • Caída del rendimiento. Cuando la base de datos consultada es la misma que soporta el operativo de la empresa, el funcionamiento del sistema se desgrada, llegando a paralizar a otros usuarios.
  • Falta de integración. Cuando las empresas disponen de varias fuentes de información, las bases de datos no suelen estar integradas por lo que a menudo se da la existencia de información inconexa.
  • Problemas para definir los perfiles de usuario. En muchas ocasiones, todo el mundo tiene acceso a la misma información y lo deseable es que cada usuario tenga la información necesaria para hacer su trabajo de la manera más eficiente.
  • Problemas para acceder a la información histórica. Muchos programas están pensados para gestionar el día a día de la empresa pero presentan enormes dificultades para acceder a la información de otros años.

Para superar estas limitaciones, actualmente existen numerosas herramientas que facilitan la extracción, depuración, análisis y almacenamiento de los datos generados a una velocidad adecuada. Esto no implica que las herramientas de BI sean mejores que los ERP, son complementarios. La combinación de ambos optimiza el sistema de información de la empresa para la toma de decisiones.

Cuando se valora la implantación de una herramienta de BI siempre hay que tener en cuenta que ésta estará compuesta de 2 partes:

  1. Técnica: desarrollada por los informáticos.
  2. Funcional: en esta parte encontramos generalmente el problema de que, para la empresa el BI es un mundo nuevo y no sabe transmitir a la parte técnica las necesidades reales de su negocio. Por otro lado, y generalmente, el proveedor de la herramienta carece de los conocimientos empresariales necesarios para desarrollar un sistema de información óptimo para cada cliente.

El BI puede suponer un factor estratégico para la empresa generando una potencial ventaja comparativa, como es proporcionar de manera inmediata información relevante para decidir sobre los aspectos más importantes de la empresa: Ventas, Compras, Inmovilizado, Stocks, Costes, Rentabilidad, Gastos… ; pero para ello, tendremos que contar con profesionales, internos o externos, que conjuguen perfectamente la parte técnica y la parte funcional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


6 + uno =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>